Compartir

Los malos comportamientos, el no saber perder (ni ganar), los insultos, las humillaciones… aunque se trata de un porcentaje bastante bajo con respecto a la totalidad de jugadores, los comportamientos tóxicos siguen causando muchos estragos dentro de los deportes electrónicos. Las compañías luchan día a día contra esto, y en el caso de Overwatch ya se han superado las 480.000 cuentas baneadas en su apenas año y medio de vida. Puesto que los baneos parecen ser la única herramienta medianamente práctica para acabar o dismunuir con esta lacra.

“Si eres una mala persona, ¡NO te queremos en Overwatch!”

Así lo hacía saber Jeff Kaplan en el último vídeo de Blizzard. Agradeciendo a todos aquellos que han hecho uso del nuevo sistema de reportes y animando a todos aquellos que crean que no tiene utilidad, que lo usen, pues gracias a este sistema se ha podido banear a 340.000 cuentas de manera directa.

Este sistema no es perfecto, pero irá recibiendo constantes modificaciones y mejoras para que cada vez sea más cómodo y fácil encontrar y reportar a los jugadores tóxicos que aprovechan la cobarde barrera del anonimato para obrar con una conducta que, probablemente, no tengan en la vida real.

No hay comentarios

Dejar una respuesta