Compartir

Aún sin comenzar la Overwatch League, Blizzard ha tenido que actuar para corregir y sancionar el comportamiento de uno de los jugadores que participarán en ella a partir del próximo 10 de eneroSu-Min ‘Sado’ Kim, que ocupa el rol de tanque en Philadelphia Fusion, ha sido sancionado por account-boosting.

El account-boosting es una práctica prohibida en todos los videojuegos competitivos online. En el caso de Overwatch, atenta contra el Contrato de licencia para usuario final de Blizzard. Además, supone una práctica antideportiva que adultera el sistema de posicionamiento y habilidad. La empresa creadora de Overwatch, en su comunicado oficial, condena estos actos y dice que los jugadores de la Overwatch League deben defender los valores de la competición y ser ciudadanos ejemplares para su comunidad.

Debido a la sanción, Sado se perderá la pretemporada y los 30 primeros encuentro de la Overwatch League. No podrá volver a competir hasta el mes de mayo de 2018.

Su equipo, Philadelphia Fusions, hizo públicas en Twitter unas declaraciones al respecto, en las que aseguraban cooperar con Blizzard, se disculpaban con sus aficionados por no haber aclarado antes la situación, y defendían a su jugador alegando que se había dado cuenta de su error y que su personalidad no está marcada por este triste acontecimiento.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta