Compartir

Que el gancho de Roadhog está roto desde que Overwatch salió a la luz lo sabemos todos los amantes del último videojuego de Blizzard, algo que finalmente (aunque nos duela) será nerfeado para que las jugadas imposibles que protagoniza el sicario sean algo más reales.

Tal y como ha publicado Overwatch en su foro oficial, esta misma semana el nuevo gancho de Roadhog verá su nueva versión en el Reino Público de Pruebas con la idea de pasarlo al competitivo una vez se compruebe su nuevo estado.

Geoff Goodman, diseñador jefe del juego, ha sido el encargado de dar los detalles sobre los cambios y la primera novedad es que ahora la víctima del gancho se verá arrastrada a una posición en frente de Roadhog en vez de en una línea recta como hasta ahora. Habrá un límite más acotado de cómo puedes ser agarrado de lado, por lo que no se podrá atrapar a alguien, girar 180º y tirarlo después por un precipicio.

Además, la línea de visión para poder efectuar el gancho será fundamental, ya que no se podrá coger a ningún rival que el héroe no esté viendo en este momento, sin duda una de las situaciones más estrafalarias de lo que se veía en muchas partidas.

Los nuevos cambios también permiten que el garfio pueda romperse con relativa facilidad. Si el héroe es enganchado pero se teletransporta, está cayendo o le empujan, el gancho se romperá y no te llevará consigo.

Blizzard aclara que esto hará a Roadhog sin duda un poco más débil, pero por ello evaluarán su rendimiento en la RPP y cuando la gente empiece a jugarlo, tomarán la decisión de potenciar al personaje y reajustarlo si es necesario.

Mientras tanto y hasta que llegue el cambio definitivo al juego, el gancho OP seguirá viéndose sobre todo en el nuevo mapa de Oasis, la última locura ya presentada una vez cerrado ya el evento navideño.

No hay comentarios

Dejar una respuesta