Compartir

Los problemas que han rodeado a la Selección Española antes de la Overwatch World Cup 2018 han acabado pasando factura a su arranque. Los chicos entrenados por Eluskie debutaron con una abultada derrota por 1-3 frente a Australia, que ya consiguió la clasificación en la fase de grupos de la pasada edición. Aunque la Selección Española comenzó con victoria en el primer mapa, se vio superada por el juego de los “aussies” y cayó, no sin mucha brega, en los tres siguientes mapas.

La oportunidad para la redención iba a llegar apenas unas horas después contra Dinamarca. Sin embargo, el combinado nacional volvería a caer, aunque de forma menos abultada. El primer mapa sería para los daneses, que también empezaron ganando el segundo. España se sobrepuso a la adversidad y consiguió empatar el mapa, para luego ganar el tercero y poner las tablas en el marcador global. Todo habría de decidirse en Observatorio: Gibraltar. Allí se gestó la derrota. Dinamarca conseguiría el 0-3 con contundencia, y a la vuelta la Selección Española tuvo problemas llevando la carga a cada uno de los puntos. El tercer punto nunca llegó a concretarse, y el 1-2 subió al marcador final para los daneses.

A la Selección le quedan tres partidas para pelear la clasificación, pero la derrota frente a Dinamarca ha reducido las posibilidades. Sobretodo sabiendo que uno de los adversarios restantes es Suecia, una de las grandes favoritas para llevarse el campeonato.

No hay comentarios

Dejar una respuesta