Compartir

Al parecer el esperadísimo segundo mapa del PlayerUnknown’s Battlegrounds no está funcionando tan bien como se esperaba y los desarrolladores han decidido que introducirán algunos cambios para frenar la huida de jugadores de Miramar.

El problema radica en que aún no se ha introducido un sistema de elección de mapas, por lo que cuando el jugador ve que ha tocado Miramar, tiende a salirse del juego. Eso hace que las partidas no lleguen a los 100 jugadores deseados.

Para solucionar esta sangría de jugadores, se ha decidido introducir algunos cambios como añadir más edificios y coberturas en Miramar, además de más rutas off-road para facilitar la circulación con los vehículos. Otro de los grandes cambios es la dispersión de las armas que actualmente es muy irregular y que se pretende hacer más homogeneo.

Desde hace meses PUBG Corp. se comprometió a instalar un sistema de elección de mapas pero hasta que llegue ese momento se espera que los jugadores se reconcilien con Miramar a base de pequeños cambios.

Esta nueva actualización se está probando ya en este momento en los servidores de prueba del juego junto a un nuevo sistema de anti-cheat que aún está en desarrollo. Debido a esto, PUBG Corp. está sufriendo continuos fallos que esta reportando en su twitter.

No hay comentarios

Dejar una respuesta