Compartir

Desde Player Unknown’s Battlegrounds se ha anunciado una particular noticia que afectará a los instantes previos al comienzo de cada partida. En la próxima actualización de PUBG desaparecerán las armas de la isla de carga, lugar en el que los jugadores esperan a que dé comienzo la batalla.

Así lo han comunicado desde el equipo de PUBG, que ya ha introducido estos ajustes en el servidor de pruebas. Esta decisión, no obstante, llega en busca de una optimización de los servidores y un mejor rendimiento en PC, principalmente. Además, próximamente los jugadores aparecerán repartidos en diversas zonas del mapa y en grupos más pequeños. De este modo, dejarán de condensarse en un único emplazamiento.

Estos cambios han ofrecido resultados satisfactorios al cuerpo de desarrollo del battle royale: “Anteriormente, tantas interacciones entre los numerosos jugadores en un área tan pequeña producían un impacto muy grande en los servidores. Para solucionarlo, hemos introducido múltiples áreas donde los jugadores se agrupen antes de que la partida dé comienzo. Como resultado, el rendimiento ha mejorado tanto en los servidores como en el cliente”, indican desde PUBG.

En otro orden de cosas, un nuevo sistema de seguridad anti-cheats (todavía en desarrollo) será implementado en el servidor de pruebas para comenzar a analizar sus resultados. Todos estas novedades llegarán al servidor live, según han anunciado desde las redes sociales de PUBG, a partir del 25 de enero.

No hay comentarios

Dejar una respuesta