Compartir

El torneo de PlayerUnknown’s Battleground celebrado en la Intel Extreme Masters de Katowice el pasado fin de semana se saldó con la victoria de uno de los equipos más inesperados: AVANGAR. El equipo kazajo se alzó con la victoria tras las ocho rondas que duró la competición, ocupando más de diez horas entre el sábado y el domingo.

AVANGAR se coló en el clasificatorio cerrado al  tras vencer en el clasificatorio abierto celebrado en enero y que reunió a 512 equipos de Europa y Norteamérica. En esta nueva ronda, quedó tercero tras Team Kinguin y la plantilla de Rogue (que se clasificó bajo el nombre de Airstation Mike y luego fue adquirido por los primeros), accediendo a la fase final.

En el torneo, el puesto en cada ronda sumaba una cantidad de puntos, a los que había que sumar diez por cada baja conseguida por el equipo. Hasta seis equipos distintos ganaron una ronda, e incluso el campeón quedó último en un par de ellas. Sin embargo, AVANGAR fue el equipo más consistente, ganando las rondas 2 y 6, y solo bajando del décimo puesto en las dos en las que quedó último. El otro equipo que repitió victoria de rondas fue OpTic Gaming que, pese a ganar las rondas 1 y 4, y quedar tercero en la ronda 8, tuvo un peor rendimiento en el esto de las rondas.

El equipo de AVANGAR, además, consiguió un total de 57 bajas, que les valieron 570 puntos, más que los 400 puntos que sumaba cada primer puesto.

El podio del campeonato lo completó Cloud9, que se hizo con la ronda 7 y acabó en el Top8 cuatro veces más.

El equipo kazajo se lleva, además del primer puesto, 25.000 dólares de premio, la mitad de lo que se repartió entre todos los equipos. OpTic Gaming recibió 12.000 dólares y Cloud9 8.000. Solo Faze Clan, cuartos con un premio de 5.000 dólares, recibió compensación económica fuera del podio de la IEM Katowice.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta