Compartir

No cabe duda que el juego revelación del año (si no de la década) es el PlayerUnknown’s Battlegrounds y es que un juego Early Access nunca había tenido tanta repercusión. Hace menos de un año que salió a la venta el PUBG y ya ha batido todos los récords, el último ha sido el de destrozar la barrera de los 30 millones de usuarios.

Una cuenta atrás anunciaba ayer en Steam que el 1.0 estaba al caer y por fin ha aterrizado entre nosotros. El juego abandona la etiqueta de early access y ya alcanza honor de ser un shooter con todas las letras. Miramar ya es una realidad y los cambios en las mecánicas del juego, tan necesarios para que los mods dejen de moverse como robots ya están en marcha.

Para celebrar la llegada del PUBG completo a PC y XBOX, Bluehole regalará a todos los usuarios la camiseta de Winner Winner Chicken Dinner que todos los jugadores podrán lucir a partir de hoy lo cual muchos agradecerán.

Es fácil entender que estamos ante un hito en la historia de los videojuegos. Muchos (incluido yo mismo) pensaron que la burbuja del PUBG iba a explotar pues un crecimiento tan exponencial era complicado de sostener a largo plazo. Hoy el juego con 30 millones de usuarios se proclama como uno de los más vendidos de la historia y con mayor potencial en los eSports.

No hay comentarios

Dejar una respuesta