Compartir

Pese a que Bluehole confirmó que el próximo servidor de prueba iría enfocado a probar el futuro mapa del desierto, lo cierto es que finalmente ha sorprendido a los usuarios de PUBG con el anuncio de un servidor de prueba (desde el 4 hasta el 7 de diciembre) destinado a corregir los problemas de estabilidad en sus servidores.

Players, we’re aware of server stability issues and are investigating the cause. We’ve implemented small changes to the 2nd test build to resolve this issue and would like to reopen the test servers to monitor the changes.

— PLAY BATTLEGROUNDS (@PUBATTLEGROUNDS) 4 de diciembre de 2017

La versión 1.0 del juego está cada vez más cerca y con ello la presión por ofrecer resultados a la altura de un título de esta envergadura y repercusión, todo un fenómeno en la industria de los eSports que pronto verá la luz en la actual generación de consolas de Microsoft, por lo que no es de extrañar que tras recular en sus propias palabras acerca de los FPS del título en Xbox One X, Brendan Greene y su equipo se pongan a trabajar muy duro para ofrecer la mayor estabilidad posible de los servidores en todas las versiones de PUBG.

El 12 de diciembre es el día señalado para que PUBG se estrene en Xbox One, coincidiendo con la versión 1.0 del juego, mientras que aún se desconoce la fecha para disfrutar del nuevo mapa desértico y si el periodo de prueba de éste estará disponible también en Xbox One.

No hay comentarios

Dejar una respuesta