Compartir

El lanzamiento de la versión definitiva 1.0 de PUBG en Xbox One está a la vuelta de la esquina y desde el equipo de desarrollo prometen que llevarán al fin al ecosistema Xbox One una versión del título jugablemente estable.

Tras casi un año en acceso anticipado en la consola de Microsoft gracias al programa Xbox Game Preview, la comunidad de jugadores de la plataforma de Microsoft han señalado las dificultades para jugar al título debido a una tasa de frame rate totalmente inestable, algo que desde Bluehole señalan que con la llegada de la versión final el 4 de septiembre, el juego lucirá unos 30 fps estables tanto en Xbox One X como Xbox One S.

Además de conseguir una mejora sustancial en cuanto al rendimiento del juego, la versión 1.0 de PUBG traerá nuevos modos de juego y la llegada del esperado mapa Sanhok con recompensas para utilizarlas en este tercer mapa. Además, también se incluirá un sistema de logros y un sistema de dinero en el juego para comprar nuevas skins, entre los que incluirá algunas temáticas con los colores corporativos de Xbox, así como otros a modo de guiño de la propia consola por un  tiempo limitado para aquellos poseedores de la versión digital.

No hay comentarios

Dejar una respuesta