Compartir

La versión de PUBG para Xbox One recibe su decimoséptimo parche donde se incluyen todas las novedades que ya se pudieron disfrutar dentro de los servidores de prueba del juego durante la pasada semana.

Esta nueva actualización del juego está centrada mayormente en el gameplay, añadiendo empuñaduras y mirillas de x3 y x6, además de otra gran cantidad de nuevos accesorios. Destaca el muscle car, un nuevo vehículo disponible para el mapa de Miramar y el SLR, una nueva arma más potente que el SKS pero con la desventaja de que será más difícil de controlar.

Ahora, las animaciones de los personajes y de los vehículos se han mejorado para que parezcan más naturales y reales. Sin embargo, el grueso de las mejores se ha centrado sobre todo en el rendimiento, corrigiendo algunos problemas de equilibrio e introduciendo un nuevo balance para el daño y/o el retroceso de gran parte de las armas, además de la efectividad de todos los tipos de granada. También se ha aprovechado para mejorar la estabilidad, la carga gráfica y los crasheos para conseguir un mejor rendimiento global en los dos mapas disponibles para la consola de Microsoft, a la espera de recibir Sanhok durante este verano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta