Compartir

El éxito de Apex Legends en la primera semana de vida no tiene comparación posible siquiera con títulos como Fortnite o PUBG, pero este tipo de situaciones conlleva que los servidores se expriman al máximo, una situación que ha ocasionado bastantes problemas este sábado en todas las plataformas en las que está el shooter.

Los más de diez millones de jugadores de Apex Legends están llevando el Battle Royale al siguiente nivel (si es que puede decirse eso tras Fortnite) y eso ha supuesto un bloqueo total de los servidores en varios momentos del fin de semana.

Nosotros mismos hemos sufrido esta situación más de una vez, bien sea con la imposibilidad de entrar en partida o con la pantalla congelada sin que puedas hacer nada más que apagar la consola manualmente, porque ni siquiera el mando funciona.

Después de unas horas con problemas que llegaron a un límite donde era casi imposible jugar, Respawn Entertainment confirmó que tenían problemas con los servidores en las tres plataformas, algo que solventaron dos horas después: “Estamos teniendo una buena recuperación en consolas. En PC la vuelta está siendo algo más lenta, pero seguimos trabajando en ello“.

Precisamente por ello Apex Legends ya recibido su primera actualización, donde entre otros detalles se han solventado con un par de parches breves los problemas de estabilidad de los servidores, así como algunas interrupciones ya solucionadas. Eso sí, eso no significa que ya no haya problemas, son muchos los jugadores que sufren problemas para entrar en partida o conectarse y aunque la caída se ha solucionado, parece que Respawn tiene trabajo por delante.

Otro de los problemas estaba en la lista de amigos en Origen, en PC, ya que durante unas horas aparecían como desconectados todos los amigos que tenías en el juego, pero ya ha sido solventado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta