Compartir
Jessie de Brawl Stars, el crossplay con El Juego del Calamar

La adaptación de contenidos de distintos universos vale para hacer de la mezcla entre El Juego del Calamar y Brawl Stars una prueba perfecta para un crossplay, en este caso una conversión de la primera prueba de la serie con Jessie como referente.

La representación de los éxitos es uno de los mayores vínculos del entretenimiento en lo que al fandom se refiere y, cuando una serie llega a tal extremo en cuanto a millones de espectadores, las versiones se multiplican en distintos puntos.

El diseño de producción de una serie como El juego del calamar es una de las bases para confiar un nuevo universo dentro de un Battle Royale preparado para acabar con todos los protagonistas, y en esa gestación empieza todo.

La elección de los colores, el laberinto y en general la escenografía son puntos fácilmente reconocibles como la identidad de ese producto, algo reflejado por artistas fan dentro del mundo Brawl Stars.

La famosa primera prueba ‘Luz verde, luz roja’, el pollito inglés de toda la vida, deja al famoso robot como uno de los iconos más representativos de la serie transformado en este caso en una versión gigantesca de Jessie.

Así lo recrea somho, un artista enfocado en Brawl Stars que coloca a la pelirroja como ese robot asesino con cara de niña capaz de señalar qué personajes se mueven rompiendo así las reglas del juego.

Los millones de espectadores del juego del calamar ejemplifican lo bien que funcionan este tipo de experimentos cuando parten de una base potente en el diseño de producción, todo un acierto ahora reflejado en los memes, las parodias y las adaptaciones hasta imaginar un crossplay que seguramente solo tenga continuidad como segunda parte en Netflix.

No hay comentarios

Dejar una respuesta