Compartir
brawl stars elimina cajas

Cajas pequeñas, cajas grandes y megacajas… ha sido un placer conoceros. Así ha sido la bomba soltada por Brawl Stars a primera hora de este mismo jueves 1 de diciembre. Sin medias tintas y sin anestesia de ningún tipo. Llega una nueva era al título de Supercell.

El sistema de las cajas de Brawl Stars necesitaba un serio rework. Ha pasado demasiado tiempo desde que estas desaparecieron del modo diario convencional y entraban únicamente las fichas del Brawl Pass. Dando una paupérrima sensación de progreso en la experiencia de juego. Por no hablar del factor suerte al abrirlas.

«¿Cansado de abrir cajas y que nunca te toque nada? Deshacerse de las probabilidades es muy fácil«. Así empezaba el anuncio que Paula y Dani se encargaban de lanzar tras el sneak peek del pasado fin de semana durante las Finales Mundiales. Dando paso a una nueva era en la que conseguir brawlers no es cuestión de suerte, si no de tiempo garantizado.

Esto sucederá gracias al nuevo camino de reclutamiento del que se conocerán todos los detalles en la Brawl Talk oficial del próximo miércoles 7 de diciembre. Un nuevo sistema en el que progresivamente iremos consiguiendo fichas con las nuevas Cajas Omega, y con esas fichas podremos desbloquear los brawlers que nos falten, a más caro en función de mayor rareza.

Una mega Brawl Talk que, como es habitual coincidiendo con la de la Navidad, aspira a ser la mejor del año no solo por este macro anuncio de la Omega Box, si no por los regalos de Navidad, el posible nuevo brawler legendario y las monedas cromáticas con la que también poder desbloquear brawlers de esta singular rareza.

Se vienen días de locura en Brawl Stars, y en menos de una semana toca vivir una de las más esperadas Brawl Talk de su historia. Una en la que diremos adiós a uno de los nexos comunes con la beta del juego en cuanto a progreso de refiere. Qué sucederá en estos días y con las cajas que tenemos ahorradas, es un misterio que se resolverá el 7 de diciembre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta