Compartir
El homenaje a Japón de Brawl Stars

El desarrollo de la Semana Dorada en Brawl Stars deja atrás un finde repleto de novedades, ofertas, skins y hasta un duplicador de fichas, un cruce de historias que ahora da un paso más con un avance visual en forma de homenaje a la festividad japonesa con el famoso gato de la suerte.

La inclusión de las dos skins de Bea Neko en Brawl Stars hacen de esta nueva versión de Bea un personaje prolongado en los universos alternativos del juego tal y como se ha hecho en otras ocasiones como en el Oktoberfest en Alemania o con la paella española.

En ese punto aparece en las redes sociales niponas un arte con la adaptación del maneki-neko, ese famoso gato de la fortuna convertido de escultura popular japonesa a una skin dentro de Brawl Stars que se ambienta en un templo en el que también aparecen cosméticos de Ruffs y Nita.

Este famoso maneki-neko es el nombre de los fatos de la suerte y procede del verbo maneku, que en japonés significa saludar o invitar a pasar, mientras que Neko significa gato, lo que ejemplifica el hecho de que Bea se esconda entre miles de mininos dorados alrededor del templo.

Y no hay más que ver la comparación. Esa representación del personaje hace que un solo paseo por la ambientación japonesa se convierta en una referencia total de los pies a la cabeza en todos sus detalles.

En lo que respecta a novedades la próxima en llegar al juego dentro de la Temporada 7 será Edgar Gatillo Veloz, la nueva versión del trabajador del Starr Park desde el salvaje oeste incorporado al trío de Belle, una incorporación que llegará a Brawl Stars el próximo viernes 7 de mayo desde la tienda con un precio de 79 gemas.

Compartir
Artículo anteriorBrawl Stars: la fecha en rojo para el regreso de Aniquilación
Artículo siguienteLa 2ª habilidad estelar de Belle, muy cerca de las cajas
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta