Compartir
8-bit en Brawl Stars

El entorno casual y competitivo de Brawl Stars lleva varios días analizando el estado actual del juego en busca de posibles soluciones para llegar de alguna manera a Supercell con la idea de cambiar la dinámica, y por primera vez en mucho tiempo parece que el mensaje de profesionales, streamers y comunidad le llega a la compañía ante la promesa de un cambio para volver a enganchar a los jugadores.

El famoso hilo de Trebor, ex jugador profesional de Brawl Stars y ahora creador de contenido, es uno de tantos mensajes sinceros que perfectamente podría aunar el sentir de la comunidad en busca de soluciones, y parece que ha sumado como tantos otros para llegar a las oficinas de Supercell hasta encender una gigantesca alarma sonora que termina en respuesta social.

La percepción desde dentro con datos y estadísticas de jugadores o minutos jugados al día debe ser más certera pero de manera pública es una de las primeras ocasiones en las que se confirma una necesidad para hacer modificaciones. En este caso la confesión llega por parte de Dani Medeiros, community manager de Brawl Stars en relación a un hilo con problemas y soluciones para el juego: «hay algunas ideas interesantes ahí y apreciamos el esfuerzo y el tiempo (…) sólo queremos que sepáis que os hemos leído y que somos conscientes de los puntos débiles de Brawl«.

Esta pequeña mecha parece una palmada sincera a todos esos miles de comentarios que desde hace semanas llenan las redes sociales en busca de un cambio en el juego para recuperar la esencia de la progresión más allá de la obligatoriedad de las ligas de clubes, las misiones y el día a día.

Ya sea con una nueva megacaja, brawlers, mecánicas, modos de juego o reformulación de elementos como los puntos estelares, Brawl Stars parece estar preparado para darle una vuelta parcial al juego y la gran pregunta es si algo de eso estará inyectado en la Brawl Talk de finales de agosto o algo más adelante cuando vuelvan todos los trabajadores de vacaciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta