Compartir
Fang en el Starr Park de Brawl Stars

El crossover imaginario de Brawl Stars con God of War: Ragnarok es un homenaje abierto a uno de los videojuegos llamados a cambiar la cronología gamer de este 2022, pero al mismo tiempo es una pieza más de un puzzle relacionado con el Starr Park, el famoso parque encerrado en pistas que podría llegar en el primer trimestre de 2023 con una segunda parte.

Frank es Kratos, Gus es Atreus y el entorno viaja hacia el frío polar del Starr Park. Cualquier mensaje relacionado con la realidad en una pista de Brawl Stars se aleja de las coincidencias y no es casualidad que justo en la previa navideña se juegue con un entorno helado justo a las puertas de una de las temporadas más importantes de todo el año en cuanto a hype y ventas, más aún si se cuela de fondo el famoso parque de atracciones.

La repercusión de tener como protagonistas a dos personajes archiconocidos en la industria es un punto de inflexión para ganar interacciones, pero el trasfondo de cualquier imagen oficial de Brawl Stars siempre va más allá, y no hay más que analizar los detalles que hay detrás de la adaptación de skins de Frank y Gus que ojalá puedan llegar en algún momento al juego.

El primer filón es la puerta principal del Starr Park que se lleva repitiendo desde hace meses en distintos espacios, pero ahora toma más fuerza aún por colarse antes de la Navidad en un entorno helado y con una de las pistas más reseñables, el famoso reloj con una hora diferente a la que está atascada en la cueva del entrenamiento. ¡No es una casualidad!

Además se repite una vez más la aparición de los famosos tentáculos en el entorno del juego como una posible representación de los villanos de God of War, pero nada más lejos de la realidad, este monstruo marino no ha hecho su aparición definitiva en el juego por lo que podría ser que todavía haya un secreto guardado en el futuro. Y que no se olvide, Brawl Stars marcó a fuego la fecha de mayo 2023, quizás tengamos sorpresas sobre el parque en esa fecha si no llegan en Brawlidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta