Compartir
Las recompensas del Brawl Pass

El efecto arrastre de una Brawl Talk de Brawl Stars se multiplica con cada una de las novedades encapsuladas en los seis minutos del evento de noviembre, más aún si hay bombazos tan importantes como la reducción de semanas (que no de recompensas) para las temporadas futuras.

Las consecuencias directas de reducir las semanas de una temporada con su correspondiente ampliación al Brawl Pass sólo son positivas si se es un jugador activo, porque la continuidad de dejar las 10 semanas en sólo dos meses permite aprovechar mucho más el juego y sacar contenido con más asiduidad.

La Brawl Talk de diciembre fue el momento elegido para anunciar un cambio que llega a partir de enero con la Temporada 10 protagonizada por los entornos de videojuegos junto a Fang, el nuevo brawler cromático, por lo que será ahí cuando arranque esta temporalidad.

Lo interesante de reducir las temporadas es que el Brawl Pass va a mantener todos sus regalos y premios para los jugadores activos, y es que así lo ha confirmado Frank Keienburg como responsable del juego, aclarando que los 70 tiers serán los mismos.

Esta reducción supondrá entonces que las cajas grandes conseguidas al final del Brawl Pass no serán tantas como de costumbre, pero el beneficio es total ya que el contenido llegará mucho antes y eso significa que Brawl Stars se quiere poner las pilas para no dejar semanas vacías cuando se acaba el pase y sólo se repiten misiones sin logros a los que llegar.

Además la consecuencia directa es que los brawlers nuevos llegarán mucho antes, por lo que se podría elevar la media de personajes añadidos a lo largo de un año si se eleva el nivel de trabajo, algo lógico teniendo en cuenta esta decisión.

No hay comentarios

Dejar una respuesta