Compartir
tickets dorados liga de clubs brawl stars

En un nuevo giro para la experiencia de juego de Brawl Stars, además de todo lo que ya conocemos, la Liga de Clubs también pretende cambiarnos nuestra manera de destinar buena parte de nuestros recursos como son los puntos estelares.

Conseguidos mediante los desafíos, la Liga Estelar o especialmente con el reinicio de trofeos, con estos puntos estelares hemos conseguido infinidad de cajas grandes y Megacajas que nos han salvado la vida. Y también, por supuesto, alguna que otra skin estelar.

Pero esto se acabó. Pues con la llegada de los tickets dorados, nuestra reserva de puntos estelares deberemos reservarla para lo que de verdad merece la pena. ¿Y qué compensa más? ¿Las megacajas o los tickets dorados?

Pues a la pregunta del millón responde el propio Dani Medeiros, Community Manager de Brawl Stars, que aconseja que «Si usas tus puntos estelares para cajas, guárdalos para la Liga de Clubs. Obtendrás MUCHAS más recompensas y mayor progresión si juegas cada semana«. Aunque si quieres skins, seguir pusheando trofeos nos permitirá tener ese plus e ir ahorrando hasta destinarlo en la que queremos.

Es muy sencillo. Cada semana podremos comprar un total de 4 tickets dorados a 75 puntos estelares cada uno. 300 puntos estelares que nos garantizan entre 2 y 4 (depende del modo) partidas más cada semana, que bien distribuidas por los días de competición puede suponer una gran diferencia para quedar en mejor posición, ascender de rango, y con ello ganar más recompensas.

Por menos de lo que cuesta una caja grande, eventualmente podemos conseguir muchas más monedas de club, y estas poder canjearlas en la tienda del club por monedas, puntos de fuerza, chatarra, skins…

A medida que subamos de rango, mejores serán los clubes y la exigencia, y se convertirá en una obligación el gastar en tickets dorados para mantenernos. De modo que toca decir adiós a las cajas estelares, si sabemos lo que nos conviene. Salvo que nos sobre para todo, claro está.

No hay comentarios

Dejar una respuesta