Compartir
Squeak

La estabilidad del meta de Brawl Stars tiene todas las alarmas preparadas para el mes de mayo con el lanzamiento de Squeak, el famoso alienígena nacido de las babas de Ruffs con la capacidad de lanzar las que serán las primeras bombas lapas de todo el juego, una mecánica llamativa con tres problemas intermedios.

La adaptación a los cambios de balance con el cambio de temporada cada dos meses es una de las marcas de la casa en cada juego de Supercell y en el caso de Brawl Stars las pruebas están siempre marcando el ritmo del juego ante cualquier llegada, algo que obviamente parece tener un control especial en Belle y Squeak.

Al ser dos los brawlers presentados en esta Temporada 6, con un mes de diferencia entre uno y otro, ambos están en el punto de mira pero parece que a más de un mes de su lanzamiento el alienígena azul está despertando tanto hype como miedo por lo fuerte que parece estar…pero no es todo tan reluciente como parece.

En el análisis de Squeak parece imposible ponerle algún pero porque parece uno de los más rotos de lanzamiento en la historia del juego por el control que tendrá en el mapa tanto por su facilidad de zoneo como de control de todas las partes del mapa (el rango más alto con el gadget, superar el daño tras los muros con la bomba e incluso tener un daño elevado)…pero siempre hay problemas.

El problema más importante de Squeak y el primero de esta lista es precisamente su fortaleza, que está demasiado fuerte. Es habitual que Brawl Stars lance personajes extremadamente fuertes de inicio para posteriormente debilitarlos y teniendo en cuenta la rareza mítica, será bastante complicado de conseguir en cajas.

Esto significa que o apostamos directamente por comprar el brawler por gemas en los primeros días o tendremos asegurado un nerf a las pocas semanas de salir, lo que funde parte del hype si esperamos que la suerte esté con nosotros y toque en la megacaja de turno.

El segundo dilema de Squeak es que tiene una de las recargas de básicos más lentos del juego y es comprensible teniendo en cuenta el potencial de todos sus ataques, una necesidad que a muchos les costará si no se hacen a la idea de que es precisamente su estilo diferencial. Ni es Max ni se le parece, simplemente hay que adaptarse porque en cuestión de molestar rivales será el nuevo Tick.

El tercer y único problema de Squeak (que repetimos está muy roto y lo amamos antes de que salga), es la necesidad de un equipo que acompañe todo el zoneo que es capaz de hacer tanto con sus básicos como con su ultimate. Es un brawler que mejorará mucho si se juega en equipo porque más allá del ataque dividido en líneas, gana mucho en el control del mapa.

Cuando el equipo rival se junte hará un daño extraordinario y lo forzará a alejarse de puntos claves y es precisamente ahí cuando necesita un equipo que apoye para que aproveche sus características al máximo, por eso será mucho mejor jugando con compañeros vía Discord que con randoms.

Estas tres premisas son relativamente importantes y más que otra cosa valen para que se tengan en cuenta de cara al control del brawler, porque el kit al completo le hacen ser uno de los más peligrosos del juego en su salida a finales de marzo. Si a eso le sumamos que con la primera habilidad estelar y el gadget será una auténtica bestia de daño y rango, nada comparable hasta ahora en Brawl Stars.

Compartir
Artículo anteriorLa actualización extra de Brawl Stars, contra partidas de 13 minutos
Artículo siguienteEl exitazo del Francia vs España de Ibai, antesala de una Eurocopa de LoL
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta