Compartir

Un fin de semana ya parece demasiado. En contraposición a todo lo que sucedió con Carl, Supercell se ha pasado de frenada con el potencial de Rosa en su lanzamiento global y es que el nuevo personaje de Brawl Stars está extremadamente fuerte en todos los modos y casi es imposible jugar contra ella.

Estamos acostumbrados a que tanto en Brawl Stars como en Clash Royale las nuevas cartas y personajes lleguen en sus primeros días de vida con una fuerza algo superior a lo que se debería, provocando un elevado hype por el personaje con el consiguiente nerf…pero con Rosa no hay término medio.

Si ya con Carl los desarrolladores han tenido que mejorarlo porque precisamente estuvo por debajo del nivel esperado, con Rosa más de tres días a este nivel ya parece un auténtico descalabro en el juego.

Lo que en las primeras horas es una diversión asegurada al probar al nuevo personaje OP, termina convirtiéndose en un patrón de repeticiones, en 3v3 en los que solo se ve a Rosa y en un aburrimiento extremo cuando solo ves el mismo personaje una y otra vez en los dos equipos ganando la partida.

Pocos casos más claros hay en Brawl Stars desde el lanzamiento global de un brawler que necesite con urgencia un nerf, sobre todo para la capacidad de la ultimate de reducir el daño ajeno, porque ese 80% es prohibitivo.

De hecho lo peor no es la ultimate, sino la facilidad con la que Rosa ataca una vez tiene la ultimate y encadena una súper con otra hasta ser imbatible en casi todos los modos de juego.

El problema con Rosa es que está tan rota que apenas se necesita skill para jugar, con atacar automáticamente casi sin apuntar entre rivales y un poco de sentido común, parece imposible frenarla en niveles igualados.

La pregunta es cuánto tardará Supercell en dar un paso atrás y frenar el avance del personaje, sobre todo para saber qué porcentaje de reducción de daño de la súper le quintan a Rosa. Estaremos atentos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta