Compartir

La nueva actualización de Brawl Stars trae consigo una de las novedades más importantes hasta ahora en el nuevo juego de Supercell, al personaje de Piper de la Prim, el primer luchador que se incorpora a la lista completa con la que salió oficialmente el título.

La nueva francotiradora llega para todos aquellos jugadores a los que se les da bien Brock, pero necesitaban algo diferente y sin duda Piper lo consigue. La dulce Piper tiene bastante poca vida (600), pero es comprensible si tenemos en cuenta que a distancia es capaz de quitar hasta 460 de un solo disparo.

La capacidad de este brawler le lleva a quitar más vida cuanto más lejos esté el adversario, por lo que la distancia es fundamental para destrozar las partidas. Su ultimate de hecho es evasiva, da un salto para salir de la zona en la que esté y deja tres granadas (algo separadas) que pueden causar hasta 300 de daño en su conjunto. Si con esto no te has hecho una idea, aquí puedes verlo al detalle:

En menos de un mes y sin que el videojuego haya salido de iOs Canadá, Supercell sigue desarrollando Brawl Stars con la idea de que sea un nuevo éxito, de hecho se ha filtrado también un posible nuevo brawler, un personaje con una escopeta capaz de hacer un gran daño, aunque poco más se sabe de él.

En esta actualización del 3 de julio se han añadido muchas más cosas, además de algunos errores:

  • El Primo recibe una nueva skin, El Rey.
  • Nuevo mapa para Showdown, Feast or Famine.
  • Nuevos y exclusivos iconos de jugador para jugadores que hayan llegado a un mínimo de experiencia y niveles.
  • La recarga de Brock es un 8% más rápida.
  • Jugadores de la misma banda no pueden jugar en la misma partida en un enfrentamiento regular.
  • Nuevas variaciones musicales y cambios en sonidos como la voz de Bull, efectos al subir de nivel y ranking o el sonido de sanación.
  • Se reduce el tamaño del Joystick virtual.
  • Nuevas texturas para los personajes de El Primo, Nita y Brock.
  • La sombra de ataque de El Primo varía y pasa de circular a rectangular.

No hay comentarios

Dejar una respuesta