Compartir

El pasado jueves 15 de septiembre la Liga de Videojuegos Profesional tomaba serias medidas contra Deaka Club, equipo que hasta entonces militaba en la División de Honor de Call of Duty. Previamente se les había abierto un expediente por falta de transparencia y conocerse graves problemas internos en el club, sin embargo una denuncia por suplantación de identidad, posteriormente confirmada, supuso la expulsión de Deaka la DdH. Una plaza que adquiere con efecto inmediato el equipo de Arctic Gaming.

En el comunicado oficial de la LVP, además se anuncia la readmisión de los jugadores Muzik y Alacix, jugadores afectados por una serie de malas prácticas de la directiva del equipo. De modo que se unirán a sus antiguos compañeros Xaxe y PuNi que si mantenían desde el incidente su plaza LVP. Arctic Gaming ha decidido contratar a los cuatro ex miembros de Deaka, obteniendo así la plaza de División de Honor que se encontraba libre, comprometiéndose en su comunicado oficial a “mantener la estabilidad del roster al menos hasta la apertura del plazo de fichajes establecido por la Liga de Videojuegos Profesional, también aplicable al resto de equipos de la competición”.

Por su parte el Project Manager de la Liga de Videojuegos Profesional, Aitor Álvarez, ha declarado que Arctic “es un club que empezó este año pero con gente con muchas tablas”. Se ha referido también al fichaje de los antiguos jugadores de Deaka. “Fueron los únicos que propusieron asumir el equipo original , lo que casaba muy bien con la idea de la Liga de proteger a los jugadores”, ha afirmado.

Arctic Gaming debutará en la División de Honor mañana martes 20 de septiembre en el partido que les enfrenta a ThunderX3 Baskonia correspondiente a la segunda jornada. El equipo vitoriano fue derrotado por Heretics en la primera jornada de modo que parte, al igual que Arctic, con cero puntos de momento en su casillero.

No hay comentarios

Dejar una respuesta