Compartir

El nuevo Call of Duty: WW2 está en la rampa de salida con el anuncio oficial en este miércoles 26 de abril, pero en la previa de lo que será el nuevo shooter de 2017 Eric Hirshberg, CEO de Activision, ha hecho una entrevista en Polygon donde analiza el futuro del videojuego en los eSports.

Con la diversidad de plataformas y el cambio constante de videojuego, el crecimiento en los deportes electrónicos supone un auténtico reto, inconvenientes que desde Activision están dispuestos a superar para competir con CS:GO.

En palabras del propio Hirshberg, “es un pack complejo e interesante para que lo podamos resolver. Diría que es una cuestión de prioridad. Call of Duty es ante todo un juego hecho para divertirse. Con esa idea, pienso que un juego anual y la diversidad que traemos a la franquicia con ese modelo es un gran activo“.

El CEO de Activision defiende que CoD es la mejor experiencia en mecánicas de un shooter y que por ello ha sido el eSports más visto al menos en consolas desde hace varios años, defendiéndose así de las dudas que puede plantear un proyecto con tantas aristas.

Hirshberg defiende su modelo y refleja su éxito escapando de las críticas. “Nuestra estrategia en los eSports es diferente respecto a otros juegos y eso crea un reto interesante. Pero también creo que eso puede crear una ventaja porque mantiene el juego fresco para los espectadores“.

Al recalcar ese trabajo en los deportes electrónicos, defiende que “al final del día, los deportes electrónicos son algo en lo que llevamos trabajando bastante tiempo. Es una estrategia prioritaria para nosotros, con Call of Duty y sobre todo con Activision Blizzard. Estamos comprometidos para hacer una gran experiencia en los eSports y pensamos que podemos encontrar el equilibrio para hacerlo fresco y mantenerlo consistente. El reto del que hablamos es para los jugadores, que son los que hacen el Call of Duty“, al tiempo que confirma que la renovación del juego es un desafío para todos esos espectadores que también son jugadores y ven el juego para mejorar.

No deja de ser una nueva reflexión genérica sobre el videojuego, por lo que habrá que esperar en concreto qué pasos da Call of Duty: WWII en los deportes electrónicos una vez se convierta en el referente en Activision.

No hay comentarios

Dejar una respuesta