Compartir

Con eUnited levantando su más que merecida corona, siendo de los grandes intratables de la CWL Pro League, el Campeonato Mundial de Call of Duty llega a su fin. Un CoD Champs que concluyó para Team Heretics firmando el Top 16.

La obligación era subir un escalón desde el pasado Mundial, y el objetivo se logró tras poder medirse frente a los mejores a lo largo de toda la temporada. Y aunque el sueño era alcanzar cotas más altas, el camino en playoffs no fue el deseado por todos.

A pesar de una contundente derrota frente a Splyce, el conjunto hereje se plantaba en las finales de manera previsible tras tumbar, también de manera holgada, a Hybrid Gaming y Aspire eSports. Sin embargo el sorteo no les iba a sonreír pues la derrota contra las serpientes les llevaba a medirse contra un OpTic Gaming que confirmó su superioridad a lo largo de la temporada. Esto llevaba a Heretics KFC a un loser bracket donde se medirían a Elevate, y tras un reñido encuentro todo terminaría en un 3-2 con el que el equipo madrileño se despedía del CoD Champs.

La temporada de Black Ops 4 llega así a su fin en un mar de incertidumbre, pues la escena mira directamente a una liga de franquicias de Call of Duty cuyos costes de las plazas podrían tirar para atrás a numerosas de las organizaciones hasta ahora más potentes del mundo. Así mismo las restricciones y unas normas más estrictas a la hora de aceptar equipos a buen seguro nos deparará una temporada diferente a todo lo que conocíamos hasta ahora.

Compartir
Artículo anteriorAsí sería la nueva liga de franquicias de Call of Duty
Artículo siguienteRiot apoya el actual meta de TFT

No hay comentarios

Dejar una respuesta