Compartir

El pasado 15 de abril, el campeón del mundo de Call of Duty: Black Ops II, Adam ‘KiLLa’ Sloss,  se anunciaba como agente libre y dejaba caer su intención de volver al competitivo de Call of Duty: Infinite Warfare tras tomarse un tiempo de descanso desde su el de su proyecto en Insomnia. Ahora, tres días después de anunciar sus intenciones, KiLLa manifiesta su sorpresa tras ver la falta de ofertas por parte de los equipos para ficharlo.

Durante estos meses, el jugador se ha centrado principalmente en su canal de Twitch. Tras terminar en febrero de 2017 su relación con su último club, el jugador parece tener el punto de mira en la CWL Global Pro League. Sin embargo, encontrándose tan cercana en el tiempo, muchos de sus seguidores le sugieren a través de las redes sociales que espere a final de temporada, e incluso hasta la llegada del nuevo título de Call of Duty en la que pueda renovar sus actuales registros.

Compartir
Artículo anteriorEasTor: «El objetivo es estar entre los tres mejores de España»
Artículo siguienteMisfits anuncia a peacemaker como nuevo entrenador

No hay comentarios

Dejar una respuesta