Compartir

Anunciada la nueva temporada competitiva de Call of Duty: Black Ops 4 y su esperado a la par que temido 5v5, la CWL también comenzó a dar detalles sobre lo que nos espera, y todo pasará por Las Vegas, donde tendrá lugar la primera parada del circuito.

En el Open de Las Vegas, que se celebrará del 7 al 9 de diciembre, muchos equipos se jugarán su futuro tras el cambio de formato, y es que las plazas para la Pro League serán muy caras de conseguir. Un cambio que ha creado disparidad de opinión pero que renuevan y reavivan la competición para luchar por los 6.000.000 de dólares que habrá en juego la próxima temporada.

El major prize pool de la historia de la CWL, pero un crecimiento más que necesario tras confirmarse el 5v5, pues un gran número de jugadores entrará en la escena y por tanto el reparto será menor. Este cambio supone casi dos millones más que en 2018, dónde se repartieron algo más de 4 millones de dólares. Una compensación que el tiempo dirá si es justa para los jugadores, pero que hacen que la industria de un nuevo salto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta