Compartir

En apenas unas horas arranca la decimocuarta y última jornada de División de Honor de Call of Duty. Tras los resultados de la jornada 13 ya se conocen muchos de los puestos fijos que no van a variar ocurra lo que ocurra entre hoy y mañana, pero aun queda mucho en juego incluido el mismísimo liderato que pelearán eMonkeyz y un Heretics que depende completamente de sí mismo.

Tres duras derrotas de los monos, dos de ellas por la mínima, dictaron sentencia en un equipo que se mantenía invicto ganando en las primeras nueve jornadas. Sin embargo entre ellas se encontró una derrota contra su rival directo, Heretics, que ya roza con los dedos ese liderato. eMonkeyz está obligado a ganar y aunque podría tirar de calculadora todo lo que no sea un 3-0 contra Giants esta noche le pondría las cosas muy complicadas. Por otro lado Heretics, dependiendo de lo que ocurra en ese encuentro, podría saberse hoy líder de la fase regular, si no se la tendrá que jugar mañana contra Arctic Gaming. Una derrota por la mínima o incluso por dos mapas de diferencia podría valerle en función de lo que haga eMonkeyz puesto que el colchón del que goza Heretics son tres puntos y cuatro mapas de diferencia.

Sobre sus rivales, Giants necesita sumar si quiere mantener esa tercera plaza de la que goza en estos instantes, de perder contra los monos KIYF podría darle caza y se quedaría en cuarta posición. Mientras que Baskonia espera alcanzar esa cuarta plaza que dependerá de lo que haga hoy KIYF contra Overgaming. Mientras que el rival de Heretics, Arctic, se sabe ya séptimo de la División de Honor sin posibilidad de bajar a la octava o aspirar a la sexta que le salve de las posiciones de descenso y que ocupa un PAM MRN que tampoco se moverá haga lo que haga.

No hay comentarios

Dejar una respuesta