Compartir

Hay varias cartas en el actual meta competitivo que llevan bastante tiempo sin ser cambiadas en lo que parece que es un balance muy estable. Hablamos de casos como los de la Ballesta, el Golem o el Mortero. De todas estas, la ballesta puede que se haya convertido en la principal protagonista con el último cambio a los desempates de Clash Royale.

Pese a que en ladder el cambio no ha llegado y será difícil que la veamos a los niveles más altos, sí que ha llegado a desafíos y batallas de 2c2. Esto implica que tenemos un campo de pruebas para lo que pueda suceder en el futuro y al que habrá que estar atento durante las próximas semanas y meses. Al igual que sucediera con el modo 2c2, estas pruebas pueden suponer la incorporación definitva en Ladder.

Una vez se ha llegado a niveles altos de desafío, es decir, en la décima o undécima victoria, puede ser relativamente fácil frustrarse si tras seis minutos de dura batalla se acaba en empate y se tiene que jugar otra partida que nos puede provocar la salida del desafío sin nuestra victoria número 12.

Es por todo esto, que el desempate nuevo puede darle un empujón a los mazos de ballesta y que se vean cada vez más, aunque en los últimos minutos de pelea se convierta en un ciclado de hechizos a una torre más que una batalla de tropas más real.

La preocupación en Supercell con la ballesta está ahí, puesto que, si se descubre que la ballesta es el único mazo beneficiado se tendrá que cambiar a los antiguos desempates mientras se hace un balance a la carta, o incluso un rework.

Compartir
Artículo anterior¿Merece la pena el Pase de Batalla que se ha incorporado a Call of Duty: Mobile?
Artículo siguienteIbrahimović lo tiene claro y elige Fortnite por encima de Minecraft

No hay comentarios

Dejar una respuesta