Compartir

Tras una intensa Copa Hispana la cual arrancó a finales de febrero, la todopodersa Brasil y una sorprendente Bolivia alcanzaban la gran final del campeonato. Muchos daban como gran favorito a la selección canarinha, pero en un ejercicio casi perfecto a base de saber cuando sufrir y cuando ir a por el rival, finlamente fue Bolivia la que se coronó en la Copa Hispana de Clash Royale.

Brasil llegaba de destrozar a todos sus últimos rivales, venciendo de manera contundente a Panamá, Argentina y El Salvador, todos ellos por 4-0 y perdiendo en todo el camino de playoffs tan solo dos partidas, una contra Argentina y otra contra el verdugo de la roja. Mientras que Bolivia llegaba tras vencer de manera épica por la mínima (4-3) tanto a Guatemala en semifinales como Perú en cuartos, logrando vencer también en octavos a México, finalista de la World Clash League.

Con esos resultados los brasileños eran los favoritos en todas las quinielas, sin embargo sufrieron un duro revés cuando ProPlayerB en primer lugar, y Alguien más tarde, vencían a Wen y SonGoku para poner el 2-0 a favor de Bolivia. Algunos no se lo creían, pero Bolivia había estudiado meticulosamente a su rival. Sabían perfectamente y en todo momento lo que iban a jugar sus rivales, y como contrarestarlo.

Mandruke acortó distancias derrotando a Revolution, pero de nada sirvió por Rayio puso un nuevo 2-0 para poner el 3-1 a favor de Bolivia y ponerse a tan solo una victoria de campeonar. A pesar de verse superada, Brasil plantó cara y volvió a acortar distancias gracias al triunfo de Ninoo sobre Whisky, lo que provocaban el sexto enfrentamiento, que a la postre sería el último.

Paul y Barreto saltaban a la Arena para decidir el campeón de la Copa Hispana, o para empatar la serie a favor de Brasil y forzar un séptimo enfrentamiento. Paul golpeó primero, haciendo un perfecto juego counter con el que parar al brasileño. Barreto logró empatar tras llevarse la segunda partida, y tras ello tuvo lugar una definitiva partida de infarto en la que Barreto conseguía defenderse de manera perfecta, pero aun mejor conseguía atacar Paul que puso el 2-1 en el marcador, y el definitivo 4-2 en la serie final, dándole el título de campeón a la selección de Bolivia.

Compartir
Artículo anteriorTSM domina la temporada regular de la LCS NA
Artículo siguienteLas reacciones a la inesperada derrota del Schalke 04

No hay comentarios

Dejar una respuesta