Compartir

El ego de un jugador de Clash Royale que se ve victorioso a segundos de tirar el último hechizo de la partida es uno de los mayores escaparates para una tragedia perfecta continuada del BM, de una remontada y de un ridículo inigualable hasta ver la arena reconvertida en la derrota más dura jamás vista.

Las risas en forma de meme, emote o BM en una partida de Clash Royale pueden tener un efecto negativo según el momento del uso, y no siempre beneficia colocar una reacción en partida sólo por creer que el mapa está ganado a falta de lanzar un único hechizo aunque sea un mísero tronco a la espera del nerf de la próxima temporada.

Con ese ejemplo viajamos a una de las partidas más extrañas vista en las últimas semanas en la que el jugador superior se ve favorito en el extra time hasta el punto de olvidar la defensa para volcarlo todo en un último push, pero justo cuando lanza el tronco para ganar la partida se encuentra con una derrota inesperada.Esa milésima de segundo en la que se activa el emote ejerce un efecto de despiste para lo que verdaderamente es más importante en un enfrentamiento de Clash Royale y es la concentración defensiva, porque sólo con una tropa colocada en la zona izquierda se habrían solventado todos los problemas hasta conseguir la victoria.

El momentum para controlar el mapa por muy ganada que esté el choque es clave incluso en enfrentamientos como este donde todo parece ganado, pero la recomendación siempre es la de aguantar el meme tras la victoria final y no con una celebración previa que a veces se convierte en un ridículo absoluto.

La estrategia es tan mala que con 8 de elixir el jugador superior se olvida de la defensa aún teniendo varias tropas elegibles para frenar el push de la valquiria y la bandida al menos un segundo, ya que ese es el tiempo que necesitaba su tronco para ganar. Anteponer el meme a la paciencia te deja mal incluso en Clash Royale.

No hay comentarios

Dejar una respuesta