Compartir
El bárbaro de Clash Royale

El estado definitivo de la arena de Clash Royale pasa por el balance de los bugs ante situaciones inimaginables como la unión de tropas, una manera de explotar el juego con bugs inesperados capaces de construir puentes imposibles que permiten a los bárbaros saltar por los aires hasta cruzar de lado a lado sin que nadie se lo pueda permitir en el low ladder.

El Walk Across The Water de The Black Keys podría ser perfectamente una profecía de un de las jugadas más estrambóticas del juego en los últimos meses, y es que la mezcla de unidades en un mismo espacio de la arena significa a veces un salto al vacío que le da poderes al bárbaro, o al menos esa es la única manera lógica de entender el bug con el rubio más famoso del universo Clash.

En una partida troll en la que el jugador superior prueba un mazo extraño repleto de estructuras y unidades de rotación se prueba a colocar contantemente cartas en una misma zona hasta generar el exploit, algo que en este caso deja en sólo segundos un mismo suelo con ballesta, choza de bárbaros, torre infernal y horno.

En esa oleada de pruebas los bárbaros aparecen en el mapa junto a un ejército de esqueletos y espíritus de fuego, y empujado por los acompañantes del mismo equipo llevan a uno de ellos a flotar por el aire para saltar el puente y colarse en la otra parte del mapa, un gameplay inimaginable con personajes que vayan más allá del montacarneros, los príncipes, la montacarnera y las tropas voladoras.

Lo curioso es que el bug no es más que una intentona por forzar esa aparición contante de estructuras pero no es más que eso, un error, ya que no hay una ventaja concreta tras la jugada sino todo lo contrario. El jugador superior pierde a su bárbaro en la zona rival y así se lleva el daño de las torres enemigas, por lo que la play está muy lejos de acercarse a una msaterclass de Clash Royale.

No hay comentarios

Dejar una respuesta