Compartir

Clash Royale se une a la ola de retrasos competitivos en un ambiente de dudas en torno a la CRL West de 2020, una competición venida a menos sin la fuerza del inicio que pierde a su gran patrocinador por culpa del coronavirus, lo que deja muy tocado a Supercell en Occidente, aunque estos se marquen fechas y un calendario para continuar.

Con la idea de mantener el halo competitivo en su videojuego estrella y así defender a todos los equipos y jugadores que están bajo su bandera, Supercell se arropa a Clash Royale a pesar de la mala noticia, un paso atrás en la CRL West debido a la caída de OGN América como gran patrocinador.

En el comunicado de Supercell se explica con detalle que la CRL de China y Asia se unifican en una misma competición, que se han apoyado torneos como el No Tilt Worlds y que el trabajo constante está a la orden del día para favorecer el competitivo, pero está costando más esfuerzo en Europa y Norteamérica.

https://twitter.com/EsportsRoyaleEN/status/1242165131368222720?s=20

Con la caída del patrocinador, Supercell no ha tenido más remedio que confirmar el retraso para la CRL West adelantando que se jugará de manera online, incluso se arriesga a comentar que tendrá unas 5-7 semanas de competición con una posible fecha estimada de inicio, mediados de mayo de este mismo 2020.

Con la seguridad de proteger a jugadores y equipos, Supercell aclara además que la CRL West tendrá un nuevo nombre todavía por definir y que su segunda parte de la temporada se jugaría a principios de agosto para así cuadrar con las finales mundiales.

Así aclaran los cambios: «por mucho que nos duela posponer la primera temporada de la CRL West, creemos que es el mejor camino que podemos tomar dadas las circunstancias. Entendemos que quizás sea decepcionante para muchos fans y jugadores que han anticipado el inicio de la liga (creednos, la decisión no se ha tomado a la ligera), pero entendemos que entendáis la gravedad de la situación y la necesidad de recalibrar«.

Esa caída del patrocinador cambia por completo los planes del presencial, pero al menos Supercell maneja cierta seguridad para afrontar la competición desde otro punto de vista. La pregunta es si Clash Royale tendrá la capacidad de crecer en una situación algo más complicada, porque necesitaban datos para remontar y demostrar que podía ser un esports viable y esto, si cabe, se lo pone algo más difícil. Siempre nos quedará el nuevo juego de Supercell.

Compartir
Artículo anteriorLa pista de Ibai para el 2º torneo con futbolistas, ¿en parejas y en YouTube?
Artículo siguienteEl motivo del cambio de fecha de la gran final de la Superliga Orange
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta