Compartir
El mago eléctrico en Clash Royale

La satisfacción en el uso de las cartas legendarias de Clash Royale tiene tantas formas como maneras hay de aprovecharlas en la arena y ahí el mago eléctrico estalla cuando se habla de su rango, porque sin duda es una de las tropas más potentes en defensa gracias a su ataque a dos enemigos pero esa sensación no siempre llega a buen puerto.

El límite del rango es uno de los grandes dilemas de la mayoría de cartas que aspiran a hacerle daño a más de un enemigo y, sin el daño en área de otras tropas, el mago eléctrico se convierte en uno de esos personajes necesitados de rivales para poder efectuar un ataque en el que desplegar toda su fuerza.

Si está en el área adecuada dentro de los cinco píxeles de su rango, el mago eléctrico es capaz de paralizar a dos tropas rivales pero si está a la distancia máxima se frenará en cuanto encuentre a una por el camino. Esto hará que el mago sólo ataque a un rival si se despliega en una zona muy trasera y el rival no va lo suficientemente rápido, lo que reduce significativamente su poder. En este ejemplo se comprueba a la perfección que un mago eléctrico retrasado que acompaña el push de un tanque apenas es efectivo ya que al estar tan atrás sólo puede ir acabando con los murciélagos uno a uno, por lo que su posicionamiento apenas ayuda al ataque global del resto de tropas.

Por esto precisamente es tan difícil colocar bien al mago eléctrico en determinadas partidas, porque es demasiado débil para lanzarlo a melee más allá de unos esqueletos o duendes pero al mismo tiempo necesita estar lo suficientemente cerca como para afectar a dos enemigos y ser realmente bueno.

Por eso la clave en el uso del mago eléctrico en Clash Royale es posicionarlo bien en un lado en zona defensiva sabiendo que hay otras tropas a melee que también frenen al enemigo, ya que puede estar frenando a un PEKKA y al mismo tiempo a los murciélagos que ataquen junto a él.

No hay comentarios

Dejar una respuesta