Compartir
La jaula del forzudo de Clash Royale

La elección del megacaballero en multitud de mazos de mid-ladder de Clash Royale deja una pregunta en el aire sobre los mejores counters no sólo para destrozar a la carta legendaria sino para salir vivos con mucho elixir a favor o una gran contra para destrozar las torres rivales, y la última respuesta en salir a la luz es la de sacar de la jaula al forzudo.

En los últimos meses la posición del megacaballero en Clash Royale ha mejorado en exceso por el poder de la carta ante determinados tipos de mazos de splash donde destroza a una gran cantidad de tropas, de ahí la búsqueda constante de cartas únicas capaces de frenar en seco al bicho sin apenas inmutarse.

Aunque lo fácil es tirar por cartas especialmente caras o combos de cartas pequeñas para dejarlo seco, hay una única carta de tres menos de elixir que puede frenar por completo al megacaballero sólo con su posicionamiento, un valor añadido para la jaula del forzudo si se eligen los píxeles ideales en la colocación defensiva.

La estructura y tropa al mismo tiempo es una de las mejores cartas para frenar un determinado número de cartas ofensivas (sobre todo las del bridge spam), pero también deja tieso al megacaballero si se le coloca en la zona central. Ambas acaban entre sí con su rival, pero el beneficio de tres de elixir para la defensa es suficiente como para preparar una contra poderosa.

En la realidad de Clash Royale las tropas no llegan solas tal y como se ve en la imagen ya que aparecen tanto esqueletos como un barril de duendes, hay que estar a todo, pero en el enfrentamiento directo el forzudo es capaz de acabar con el megaknight incluso estando un nivel por debajo por lo que es una transferencia perfecta para la defensa.

La jaula del forzudo no está especialmente fuerte en el meta pero entra a la perfección en todo tipo de mazos con una estructura de 3 o 4 de elixir, un intercambio para hacer pruebas si estás acostumbrado a sufrir al MK en el ascenso diario de ladder.

No hay comentarios

Dejar una respuesta