Compartir

La Temporada 4 de Clash Royale no será recordada ni mucho menos por la profundidad del meta, un error de planteamiento que a partir de ahora Supercell promete reparar con un margen más amplio para ahondar en el análisis de las cuatro cartas que ahora sí va a nerfear en noviembre, algo que la comunidad lleva pidiendo semanas.

Con el verdugo empezó todo. Clash Royale tomó un rumbo peligroso con el vaivén de buffs, nerfs y reworks entre el verdugo y el pescador, un paso en falso con consecuencias de cara a noviembre y que también se ha cometido con la bruja en esta Temporada 4.

A veces hay que dar un par de pasos hacia atrás para tomar impulso, una idea que Supercell pone en marcha con el anuncio de cuatro nerfs confirmados: Verdugo, Rompemuros, Pescador y Golem de Elixir, un mensaje claro para garantizar un descenso en el impacto que tendrán estas cartas.

La compañía finlandesa tenía claro que no iba a hacer un cambio de balance a mitad de la temporada a pesar de la lluvia de críticas por estas cartas, aunque ahora confirma que han deformado el meta alrededor de ellas.

Precisamente por el tiempo que necesitan esos cambios, Supercell confiesa que no habrá ningún rework en noviembre: “Necesitamos pausar y recuperar un meta estable antes de hacer más reworks. Tenemos algunos muy interesantes planeados y lo más normal es que traigamos uno en diciembre si todo se arregla“.

A partir de ahora se abre un nuevo marco de pruebas en el que la manera de entender los cambios de balance va a ser diametralmente opuesta, porque hasta ahora el planteamiento era reducir el poder de las cartas que superaban el 50% de win rate y en este caso parece descuadrarse. La semana que viene tendremos los detalles de la actualización, sin día marcado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta