Compartir

Supercell ha aprendido la lección y no quiere volver a cometer los mismos errores antes de las finales de su campeonato estrella, la CRL. Es por ello que los cambios más sustanciales, como el del hielo, no llegarán hasta el 7 de diciembre, último cambio de balances del año.

Como se puede ver en el tweet, el objetivo de Supercell de cara al próximo cambio de balances no debería ser tan radical como algunos jugadores desearían. Se centraría en las cartas más poderosas y cambiaría el metagame, aunque esto último a veces es complicado de predecir.

A lo largo de varios tweets se ha podido descartar qué cartas no cambiaran en esta ocasión. Aportando los datos de Grandes y Clásicos desafíos, ni el tornado ni el cementerio se incluirán en estos cambios.

A propósito de la ballesta, pese a que al parecer no recibirá ninguna mejora, se podrá ver más gracias a que habrá cambios en las cartas que la rodean. Por tanto los mazos de ballesta y mortero recibirán mejoras de cara a noviembre.

Sin embargo el cambio más llamativo no llegará hasta diciembre. Si hay un hechizo olvidado en el competitivo ese es el hielo, que sufriría cambios importantes en diciembre junto a los Reclutas Reales. Se espera un gran cambio en ambas cartas, puesto que se ha querido posponer después de las finales de CRL. Enero y febrero podrían ser unos meses movidos en cuanto a cambios, según se ha podido ver en las intenciones de Supercell.

No hay comentarios

Dejar una respuesta