Compartir

Hace poco que está disponible el Dragón Infernal y el Megaesbirro en Clash Royale. De ambos, el megaesbirro es más sencillo que se vea en más partidas por su rareza común, y mucho más complicado que veamos al Dragón Infernal.

Pero por si las moscas, os damos algunas ideas de mazos que permitan tener en cuenta a estos dos nuevos rivales en el caso de que se jueguen en nuestra contra. 

Sabemos que el Megaesbirro no es muy caro (coste de 3), es volador y puede atacar tanto a unidades de tierra como de aire. Eso lo convierte en un buen counter para ambos flancos, mientras que muchas unidades de tierra no podrán defenderse ante él. Sus 695 puntos de vida de base lo convierten en un asunto molesto, pero no frenará a tropas de tierra como el Príncipe o el PEKKA.

El dragón infernal, por su parte, es mucho más peligroso. Coste asequible de 4, 950 de vida de base, daño a tierra y aire con efecto continuado de 30-350. Debido a este factor, lo mejor que se puede hacer es acabar rápido con el dragón antes de que pueda hacer mucho daño.

Contra ambos puede funcionar muy bien un grupo de esbirros o un ejército en el caso del dragón. El grupo de esbirros, por el mismo coste que el megaesbirro, puede frenarlo y hacer suficiente daño para acabar con él rápidamente. En el caso del dragón, sería un intercambio favorable al costar uno menos de maná, pero también sería más arriesgado al necesitar más tiempo en eliminarlo. Por eso un ejército de esbirros puede ser más útil, sobre todo si el dragón está ocupado con otro blanco. A diferencia del dragón normal, el infernal no dispone de daño de área, lo que le impide ser más útil contra una línea de enemigos numerosos, y es un efecto que también se puede usar en su contra.

Una idea útil de mazo puede ser el siguiente:

mazo de prueba CR

Flexible entre ataque y defensa, te permite disponer de fuerzas que puedan cubrir continuamente tus fronteras aéreas, con una estructura que retenga los daños  (y que puede hacer bastante daño a ambas unidades voladoras) y el montapuercos para sorprender y rematar la torre del contrario sin que se distraiga con el megaesbirro o el dragón. Al llegar los dos grupos de esbirros te aseguras de activar primero las flechas del oponente antes de lanzar al ejército, o limpias la zona de counters.

El equilibrio actual permite que las fuerzas aéreas se vean muy reforzadas, por lo que es importante tener herramientas que puedan actuar contra ellas además de con otras unidades.

El propio megaesbirro puede funcionar para acabar con el Dragón Infernal si ya está ocupado con otra cosa. Emplazar unidades rápidas de tierra en mitad de tu campo para que el dragón los persiga es también buena fórmula para protegerse de él. Cuando ambos van acompañados, lo mejor que se puede hacer es distraerlos con algo barato y luego eliminarlos con esbirros, una mosquetera o dejar que la propia torre se encargue.

Las desventajas de ambos son su propia vida, que aunque está bien no es demasiada. El megaesbirro es mejor usado en defensa que en ataque, mientras que el dragón debe ser protegido para hacer verdadero daño. A diferencia de la torre infernal, no distrae a unidades terrestres ni encargadas de estructuras, lo que la convierte en unidad más ofensiva que defensiva.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta