Compartir

En la nueva actualización del 23 de enero Clash Royale le da un vuelco al meta actual cambia dos cartas fundamentales, entre la que destaca el nerfeo a los bárbaros de élite, la que sin duda era la carta más rota desde su última actualización.

Los Bárbaros de élite sufrirán un descenso de un 4% la vida, de un 4% el daño y además su velocidad de ataque será reducida (atacarán cada 1,5 segundos en vez de cada 1,4 segundos). Sin duda es el cambio directo que se notará a más niveles, porque era una de las cartas más usadas actualmente.

El otro cambio significativo es la reducción de daño de la Descarga, que baja un 6% y de cara a reglas de torneo, ahora no matará directamente a los duendes normales ni a los que vuelan en el barril, por lo que estas cartas comenzarán a tener más presencia tras esta actualización. La descarga pierde bastantes puntos con este cambio y las flechas, que estaban algo más olvidadas, tendrán ahora más presencia.

Resto de cambios

Pero las modificaciones no quedan ahí, ya que Clash Royale quiere cambiar lo máximo posible los mazos del competitivo, de ahí que toque cartas tan importantes como el Megaesbirro o el Tronco, que también sufren nerfeos. Las únicas que se ven mejoradas son el Mago eléctrico y el Mago, por lo que (sobre todo el primero) podrá aparecer con más regularidad.

  • El Mago eléctrico es otro de los afectados, pero para bien. Le suben la vida un 9% y el daño que hace de salida se baja a un 6%.
  • El Megaesbirro sufre una bajada de daño del 4% y la velocidad de ataque pasa de 1,4 a 1,5.
  • Las Arqueras sufren una reducción de vida de un 4%, quizás para darle algo más de presencia al Duende lanzadardos.
  • El daño del Tronco baja en un 4% y además su efecto de arrastre se ve también disminuido.
  • El Golem de hielo tendrá un 5% menos de vida y el daño de muerte y el enfriamiento que producía se ve reducido.
  • El Espíritu de hielo baja su daño en un 10%.
  • El Mago será de las pocas cartas mejoradas y su rango tendrá un 0,5% mayor.

1 Comentario