Compartir
La lanzafuegos en Clash Royale

El potencial de la lanzafuegos desde su aparición en Clash Royale juega en los extremos en todo tipo de partidas tal y como avisaron los desarrolladores con su llegada, una carta capaz de apropiarse de la partida y multiplicar el valor de su coste o directamente esconderse en la arena sin apenas tener repercusión. Y en este caso se explota la primera versión hasta niveles insospechables.

La dinámica de ataque de la lanzafuegos es sorprendente por tener un kit de habilidades únicos gracias a su rango y sobre todo a su movimiento hacia atrás con cada ataque, algo que le hace especialmente poderosa cuando se sufren ataques contantes en modos de juego como este especial x3.

En este caso este enfrentamiento de la Clan Wars ofrece aún más complicaciones porque el jugador inferior juega con todas las cartas a su nivel a excepción de la lanzafuegos (a nivel 1), pero es precisamente esa condición la que le permite aguantar muchísimo en la partida ya que le cuesta acabar algo más con sus rivales.

En esta ocasión el sustain de la carta supera todos los excesos porque es capaz de mantenerse tres minutos en partida sin caer en combate, algo casi imposible para cualquier carta de Clash Royale más allá de alguna princesa. Aquí puedes ver la partida completa: El ejemplo no es más que una base sobre la que entender el potencial de la carta a todos los niveles pero lo cierto es que el mazo del rival no tiene mucho sentido, sobre todo cuando se descubre la combinación del barril de esqueletos con el cementerio, dos cartas sin apenas relación de poder en un mismo ataque.

La partida demuestra que las partidas de las guerras de clanes ofrecen cualquier tipo de mazos y una aleatoriedad extremo pero aún así la lanzafuegos brilla por sí misma con una capacidad única en Clash Royale, por lo que toca cuidarla para cuando toque en el bando rival.

No hay comentarios

Dejar una respuesta