Compartir

Tras unos meses de incertidumbre, se ha confirmado que la LPE no podrá comenzar su liga de Clash Royale, competición que se planteaba como alternativa a SLO junto a las secciones de eSports de los clubes de fútbol españoles.

Las reacciones no se han hecho esperar y, coincidiendo con el parón de la primera vuelta de la liga de la LVP, numerosos jugadores se han declarado agentes libres ofreciéndose para entrar en nuevos proyectos deportivos relacionados tanto con CRL o SLO.

No sólo la comunidad de Clash Royale se ha llenado de jugadores ofreciendo sus servicios a los equipos, sino que también ha habido críticas a cómo se ha ido fraguando el proyecto desde sus inicios.

El problema, por el momento parece tener difícil solución, con todos los equipos de SLO asentados tras toda la primera vuelta y buscando tan sólo, los refuerzos puntuales necesarios. Una triste noticia que, al parecer, tendría su origen en la negación de los permisos por parte de Supercell.

No hay comentarios

Dejar una respuesta