Compartir

Parecía un imposible que acudiese a la cita, pero apenas 24 horas antes de la gran final de CRL, Surgical Goblin conseguía su ansiado visado con el que poder ir a luchar junto a los suyos. Y vaya sí lo hizo, apelando a la épica y siendo culpable, de la mano de  KaNaRiOoo, de que Team Liquid se haya coronado campeón del mundo de Clash Royale.

Estas CRL Finals comenzaban con sorpresa, cuando los chinos de W.EDGM hacían caer a Nova Esports de manera prematura. Más tarde hacían lo propio contra FAV Gaming, consiguiendo el pase a la gran final.

Mientras, y tras eliminar a OGN Entus, Team Liquid se las veía contra SK Gaming en un duelo en el que KaNaRiOoo brilló tanto en el 2v2 como en el rey de pista, de la mano del mencionado Surgical Goblin en una partida de infarto contra un inconmensurable Egor. La buena colocación de un último Arquero Mágico fue clave, y la férrea defensa ante el cementerio veneno, decantándose todo por un único punto de vida.

Tras su pase a la gran final, nuevamente la fantástica dupla de KaNaRiOoo y Surgical demostró estar a un nivel brillante y casi imparable, tumbando a Soloman y Nuomici en una apretada serie para ponerse por delante. Llegaba entonces el primer 1v1, y nuevamente KaNaRiOoo abría la ventaja hacia Team Liquid y con un enorme suspense al permanecer su torre a 7 puntos de vida en la segunda partida.

Soloman recortaría distancias ante DiegoB en el segundo 1v1 en una gran partida del chino ante el latinoamericano de Liquid. Un pequeño tropiezo que hacia saltar a escena de nuevo al holandés, pero Nuomici seguía en estado de gracia para ponerse por delante. Empataba Surgical con su Montapuercos y llegó entonces el éxtasis. Ambos contendientes esperaron más de minuto y medio para comenzar la partida, y en pocos segundos un fantástico Cementerio+Bebé dragón dejaba muy tocado al chino. Nuomici trataba de atacar por la otra torre, pero los tornados defensivos hacían que cualquier ataque fuese imposible. Y apareció el Veneno, que en combinación con el Cementerio sentenciaban la partida y la serie para proclamar a Team Liquid campeón del mundo de Clash Royale 2019.

Compartir
Artículo anteriorMilica ya es uno más del nuevo Vitality
Artículo siguienteLos números del bajón de espectadores en el All-Star 2019 de LoL

No hay comentarios

Dejar una respuesta