Compartir

La céntrica plaza de Callao, la pasada tarde-noche del viernes 22 de julio, se vistió de eSports para acoger la gran final de la Samsung Galaxy Callao Arena de Clash Royale. Este torneo significaba el debut del juego en la ESL que se encargó de retransmitir las finales del campeonato.

Las primeras fases del torneo comenzaron hace un par de semanas, el 9 de julio, con la celebración de las primeras copas online, cuyos ganadores se clasificaron para las finales. El día 15, desde el Pixel Bar de Madrid, tuvo lugar de manera presencial el otro clasificatorio del que salieron los otros dos finalistas.

Tras las semifinales, Sergio “Termisfa” Fernández y Martín “Malcaide” Alcaide se enfrentarían en la gran final de Clash Royale ante la expectación de cientos de personas que rodeaban el escenario de Callao. Finalmente, Termisfa se proclamó campeón tras vencer por 2-0 en una partida que se decidió en la muerte súbita, llevándose así los 2.000€ del premio al vencedor además de un suculento lote de productos Samsung, organizador del evento. Malcaide tampoco se fue con las manos vacías ni mucho menos, con otro lote de productos algo menor que el del campeón, y 1.000€ en efectivo.

Compartir
Artículo anteriorVirtus.Pro es invitado a la IEM de Oakland
Artículo siguienteGiants consigue clasificarse para el Mundial de Call of Duty

No hay comentarios

Dejar una respuesta