Compartir

La Triple Mosquetera es una de las cartas más queridas en Clash Royale tal y como refleja el alto porcentaje de jugadores que la tienen al 13 y desde Supercell son conscientes de que han debilitado en exceso a una carta que estaba rompiendo el meta, pero que ahora está excesivamente débil.

En poco menos de tres semanas el cambio de balance que subió el elixir de la Triple Mosquetera a diez ha certificado el mal estado en el que ha quedado la carta, una situación que en Clash Royale se quiere cambiar a todas luces y así lo ha aclarado en su comunicado Seth Allison, uno de los desarrolladores del juego.

Aunque el porcentaje de victoria no ha descendido en exceso, sí lo ha hecho lo suficiente como para llamar la atención (del 59% al 40%), pero la cuestión es que el uso de la carta sí ha disminuido lo suficiente como para que quede en una situación delicada.
Allison confirma que la Triple Mosquetera es una de las cartas que más jugadores han subido al nivel 13 y, con esa bajada y estos datos, confirman que este no puede ser el estado final de la carta que más elixir cuesta en Clash Royale.

La propuesta de Allison y los desarrolladores es clara, la carta ha empeorado lo suficiente como para volver a mejorarla, aunque no se hará en el próximo cambio de balances de marzo al considerarse una decisión demasiado precipitada.

En el comunicado oficial, Supercell confirma que se han planteado varias propuestas para cambiar la carta y devolverla al meta, pero para ello hace falta un cambio de balance y las miras están puestas en abril. Incluso se ha llegado a proponer cambiar al personaje de la Triple o incluso modificar sus estadísticas independientes, pero son soluciones que por ahora no se plantean.

1 Comentario

  1. Ya lo propuso Malcaide, asignar otro nombre y perfil a la mosquetera y así poder manejar las estadisticas del trio de una forma más còmoda. De todos modos eso no es lo que más necesita el juego. Se ha vuelto aburrido, monotono. Las guerras ya no motivan y a postre, ponen un torneo mundial con solo oro.

Dejar una respuesta