Compartir
El tronco de Clash Royale

Los mazos clásicos de ciclado nunca mueren por más que evolucione el meta y más si en él aparecen el típico deck rápido de montapuercos capaz de cambiar la dinámica de cualquier mazo pesado, pero como suele ser habitual en Clash Royale todas las opciones pueden ser contrarrestadas si se encuentra su punto débil como lo puede ser tirarse a la piscina con un predict digno de Surgical Goblin.

La adaptación de mazos en Clash Royale bien vale una oportunidad en ladder para ofrecer distintas posibilidades dentro de un universo muy marcado por las condiciones de victoria, pero a veces buscar una alternativa en el típico mazo de logbait introduciendo por ejemplo un leñador, lo cambia todo en sólo unas solas partidas.

Con esa idea se busca un spam mucho más arriesgado desde el puente sin que detrás venga acompañado un globo y sí una amplia lista de tropas de logbait, pero si delante hay un montapuercos con estructura es realmente difícil llegar a la torre enemiga a no ser que se tenga un as bajo la manga en forma de predict.

De ahí nace esta espectacular jugada donde el jugador inferior, después de un minuto y medio de partida, conoce lo suficiente el mazo rival como para adelantarse a su jugada defensiva del cañón ante la princesa, y después de lanzar el leñador apuesta con un tronco en la zona central que acaba con los esqueletos y le deja totalmente abierta la torre enemiga.Esta jugada es una de las más espectaculares de todo el juego por lo que supone adivinar una tropa enemiga y al mismo tiempo abrir el camino hacia la torre de la princesa, pero es de lo más difícil de imaginar ya que un buen jugador sabría ir cambiando las tropas defensivas para no colocarlas siempre en el mismo sitio.

En esta situación era relativamente previsible ver ahí a los esqueletos porque necesitaba ese bait de cara a atrapar el agro del enemigo hacia el cañón, por lo que la jugada se convierte en una obra maestra que muchos podríamos apuntar cuando juguemos contra ciclados de montapuercos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta