Compartir

La ELEAGUE Clash for Cash nos ha dado la oportunidad de ver uno de esos encuentros que crea afición. Ver jugar a Astralis contra Virtus.Pro es uno de los mayores placeres que tenemos los aficionados de Counter-Strike: Global Offensive y esta final estuvo a la altura de las expectativas.

NUKE

El primer mapa del encuentro fue Nuke que en la meta actual de CS:GO se suele elegir para desequilibrar las finales pues tras su remake (antes más aún) ha quedado como un escenario imprevisible donde todo puede pasar.

Virtus.Pro salió con muchísima fuerza y a base de ataques rápidos entrando por conductos y principal se ponía por delante con un 0-6. Astralis consiguió leer la estrategia del equipo polaco y detuvo la sangría de rondas pero no pudo impedir que se fueran al descanso con un 6-9 en contra.

Con el cambio de roles Virtus parecía estar aún más seguro en su posición de CT y sin mucha dificultad ponía el primer mapa en 7-16 y se adelantaba en el marcador global en una competición que parecía que iba a acabar pronto.

OVERPASS

El segundo mapa elegido fue Overpass y Astralis tenía que despertar de su letargo por fuerza si quería aspirar al premio y vaya si lo hizo. Virtus se ponía por delante ganando pipas gracias a la puntería de un gran pashaBiceps y tras llevarse las dos ecos siguientes el equipo se desinfló. Astralis comenzó a meter ronda tras ronda hasta el 10-4.

Con el cambio de roles Astralis tomaba el rol de CT y parecía estar muy comodo porque no descendió el ritmo en ningún momento. El mapa terminaba con un contundente 16-4 e igualaba el marcador general a 1-1.

MIRAGE

Todo el mundo sabe que Mirage es el nuevo Dust2, el mapa que siempre sale y que tienes que dominar de pe a pa si quieres llevarte las finales. Podría parecer que la final estaba igualada viendo el marcador general 1-1 pero no era así. Astralis estaba desatada y se quería llevar el maletín con los 250.000$.

En este mapa no dejó a Virtus.Pro ni meter las ecos. Astralis se adelantaba en el marcador hasta llegar al 10-1 a su favor. Virtus.PRO por sus parte trataba de no alejarse demasiado en un las últimas rondas conseguía poner el marcador en un 12-3.

En Counter-Strike siempre se dice que quien se lleva pipas se lleva 4 rondas y así fue, sin más, Astralis cómodamente se llevó la segunda ronda de pistolas y con una economía en mínimos, Virtus.Pro sólo pudo ver como la final se le escapaba de entre las manos. El mapa concluía con un brillante 16-3 a favor de Astralis.

Para entender la superioridad de Astralis en esta competición sólo hay que ver las estadísticas de cada jugador. Wiktor ‘TaZ’ Wojtas el IGL de Virtus.Pro acabo con un 38/45 con un ratio -7 mientras que su contrincante y MVP del partido Markus ‘Kjaerbye’ Kjærbye acabó con un 55/41 y un +14 en su haber.

A pesar de lo abultado del resultado, nos quedamos con el espectáculo que siguen dando estos dos equipos, que si bien ya no están en la cima del CS:GO mundial, siguen siendo de los equipos más amados entre los aficionados por su rigor al jugar.

Compartir
Artículo anteriorG2 y Unicorns of Love también sangran en la LCS EU
Artículo siguienteEl modo «capturar la bandera» volverá a Overwatch
18 años jugando al Counter-Strike y sigo siendo un manco pero mi pasión por este maldito juego no cambia. Don´t be loser buy a defuser y sígueme. 6 años escribiendo sobre eSports

No hay comentarios

Dejar una respuesta