Compartir

Counter-Strike es uno de los juegos más representativos dentro de los eSports debido a su larga historia dentro de los videojuegos y los innumerables momentos que ha vivido. Con su nuevo récord ha demostrado que le queda mucha guerra que dar dentro de los deportes electrónicos.

Durante el último mes Counter-Strike ha mantenido 417.900 jugadores únicos de media según Steam Charts, lo que significa que cerca de medio millón de jugadores han estado jugando al shooter de Valve durante el último mes.

La deriva que está tomando Valve aportando nuevo contenido a Counter-Strike está funcionando puesto que el juego está consiguiendo unos buenos números y está rivalizando con Dota 2, el otro juego de Valve que hasta el momento era quien se estaba llevando todo récord y el que tenía los ojos centrados en él por parte de la compañía.

Durante el último mes se han vivido diferentes hechos que han podido conseguir que se alcance esta cifra. Por un lado es la época post-Major algo que hace que los jugadores vuelvan al shooter si normalmente no le dedican horas y los que juegan normalmente, juegan más. Por otro lado, Cache ha aparecido tras su rework y muchos jugadores han querido comprobar de primera mano las novedades de un mapa que es de los más queridos dentro de la comunidad. Finalmente, la caja celebrando los veinte años del juego y la incorporación del antiguo cuchillo han podido reavivar los sentimientos del Counter 1.6 y los nostálgicos hayan querido volver a jugar.

Sean las razones que sean, que Counter-Strike esté batiendo récords de usuarios medios es mucho mejor noticia que el pico de 747.713 que se obtuvo en 2016. El crecimiento del shooter de Valve de forma sostenida gracias a las actualizaciones periódicas es una buena noticia dentro de los eSports. Más aun tras el anuncio del shooter de Riot Games.

No hay comentarios

Dejar una respuesta