Compartir

Tras un largo parón de dos semanas debido a la DreamHack Masters Las Vegas conquistada por Virtus.Pro, tocaba regresar a la competición regular de la ESL Pro League para disputar la segunda jornada. Una jornada que dejó pocas sorpresas al margen de destacar el espectacular mapa entre Astralis y LDLC en Inferno, en el que el recién ascendido logro forzar hasta tres prórrogas ante un Astralis a priori muy favorito que consiguió finalmente la victoria.

En el lado europeo, tras caer en cuartos ante el futuro campeón de la DreamHack, mousesports volvió a demostrar que continúan a un gran nivel. El conjunto de loWel derrotó a Kinguin doblemente asegurándose su liderado en la región, seguido muy de cerca por Astralis que también cosechó dos victorias tras su tropiezo en la primera jornada, y un EnVyUs al que consiguió arrancarle una victoria el hasta entonces colista HellRaisers. LDLC y Heroic se repartieron victorias mientras que Fnatic y G2 vieron como se tenía que posponer su segundo encuentro, que deja a ambos en posiciones delicadas en la tabla.

Mientras, en Norteamérica, el sensacional esfuerzo de SK Gaming en Las Vegas, que le llevó a ser finalista, le pesó esta jornada pero aun así consiguió una sufrida victoria ante el colista, un Rush que demuestra cosas muy interesantes a pesar de sus resultados. Esto coloca a los brasileños como co-líderes invictos, al igual que Cloud9, que barrió a Winterfox para sumar también su sexta victoria consecutiva. Mientras que Liquid escaló serias posiciones, al igual que Misfits, recién ascendido, demostrando que serán un rival que se encuentran lejos de regalar puntos a sus contrincantes

1EU

2NA

Compartir
Artículo anteriorEspaña cae ante El Salvador en la Copa Hispana
Artículo siguienteAmazing competirá en Challenger Series con Fnatic Academy

No hay comentarios

Dejar una respuesta