Compartir

Los finalndeses de ENCE volvieron poner en pie el estadio Spodek de Katowice, un equipo dispuesto a dar un nuevo golpe sobre la mesa para tumbar cualquier pronóstico posible en este Major.

Ayer fue el turno de mandar a casa a Team Liquid, dando sin duda uno de los mayores campanazos en la historia del torneo. Pero no les iba a bastar pues con Na’Vi enfrente, también favorito a conquistar Katowice, ENCE siguió en estado de gracia y terminó causando el furor de todos los presentes.

Los ucranianos se imponían desde el lado CT en Train, con un s1mple imparable, pero ahí que apareció el jovencísimo Sergej, con 17 años recién cumplidos en el día de ayer, para reventar y llegar al descanso con ventaja mínima. Tras el cambio de lado, de nuevo Na’Vi se llevó pipas y se impuso al rival, pero con el 14-10 en el marcador, las heroicidades de allu y xseveN llevaron a ENCE al 14-16 final, asestando el primer golpe de esta semifinal.

Se llegó entonces a Dust2, que no tuvo otro color más que el amarillo de Natus Vincere. s1mple y Edward impusieron su ley y destrozaban a los fineses en un 16-3 con el que se intuía que lo vivido era un espejismo. Pero ni mucho menos iba a ser así.

Había que poner rumbo a Mirage, un mapa que sería testigo de una locura total, más allá del sorprendente final. ENCE empezó con ventaja en la ronda de pipas, pero entre Zeus primero, y más tarde simple, Na’Vi remontaba para el 9-6 antes del cambio de lado. Un descanso en el que los ucranianos salieron reforzados e incrementaban su ventaja en tres rondas más, pero allu tiraba del carro logrando el empate, y xseveN de nuevo se alzaba sobre todos para poner a su equipo por delante. Ni siquiera un colosal s1mple pudo parar a los fineses, que lograron mantener esa ventaja hasta el 16-14 final que les mete en una final histórica de este IEM Katowice, donde ya esperan a Astralis o MiBR por, ni más ni menos, la pelea de la corona del Major.

No hay comentarios

Dejar una respuesta