Compartir

Ayer lunes 24 de octubre la división de Counter-Strike: Global Offensive de Fnatic anunció que no asistiría a las fases finales de la ESL Pro League que se celebran este mismo fin de semana en el Ginásio do Ibirapuera de Sao Paulo, Brasil. Una serie de motivos personales sin detallar le impiden disputar un torneo que repartirá entre estos finalistas 750.000$, y en el cual la ESL ha anunciado que no habrá ningún equipo que ocupe su plaza.

Sin duda una decisión extraña que puede estar relacionada con la dificultad de los clubes de conseguir visados de entrada en Brasil, pero que a pesar de los temores de hace algunas semanas parece que no ha llegado a afectar a nadie finalmente. Y extraño porque Fnatic llegaba con serias opciones de disputar el torneo, consiguiendo unos excelentes resultados en los últimos meses que le colocaron líder de la región europea por encima de algunos de los grandes favoritos.

Desde ayer se habló que Virtus.Pro, séptimo clasificado del clasificatorio europeo en la ESL Pro League y quedándose a las puertas de las finales, podría ocupar el puesto de Fnatic, pero la ESL se ha encargado de desmentirlo rápidamente. De este modo en el Grupo A donde estaba situado solo competirán cinco equipos (Immortals, Mouz, OpTic, EnVyUs y Liquid), mientras que seis lo harán en el Grupo B: Cloud9, NiP, SK, FaZe, NRG y Dignitas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta